Prueba Pipedrive gratis por 30 días

Acceso inmediato. No se requiere tarjeta de crédito.

Cómo utilizar Pipedrive en 4 pasos

1. Configuración de las etapas de tu embudo

Tu embudo es una representación visual del proceso de ventas. Es totalmente personalizable para adaptarse a tu estilo de trabajo. Nombra las etapas basándote en los pasos que das en cada trato hasta cerrarlos, o selecciona una plantilla. Ahora estás listo para rellenarla de tratos.

2. Concéntrate en acciones de ventas

En lugar de pensar en la meta—la venta—concéntrate en las acciones que te conducen a ella. Una actividad de ventas es lo que mueve tus tratos hacia el cierre. Puede ser una llamada telefónica, una comida, una reunión, un correo electrónico o lo que sea dentro de ese rango. Programa muchas actividades y deja que Pipedrive te recuerde cuál es el siguiente paso.

3. Rastrea el progreso hacia los objetivos

A medida que realizas actividades e impulsas los tratos, Pipedrive supervisa tu rendimiento como lo haría un entrenador. Calcula tu tasa de conversión media para que sepas cuántos prospectos nuevos tienes que obtener y qué actividades debes finalizar para alcanzar tus objetivos. Los informes en tiempo real te muestran si vas por buen camino, lo que te da tiempo para ajustar el proceso si es necesario.

4. Optimiza y crece

El análisis sencillo de Pipedrive hace que tu proceso de ventas tenga la máxima exactitud. Ya no tienes que cerrar los ojos y esperar que todo salga bien. Las automatizaciones realizan tareas administrativas por ti, y las integraciones con tus herramientas favoritas te permiten ahorrar tiempo. Solo queda pulir tu fórmula ganadora y establecer objetivos aún más exigentes.

Más de 3000 opiniones y valoraciones

Muy bien valorado por miles de clientes de todo el mundo

4.5/5

4.2/5

4.3/5

4.5/5

4.5/5

4.7/5

Haz que el éxito en las ventas sea inevitable con Pipedrive

No puedes controlar los resultados, pero puedes controlar las acciones que te permiten finalizar los tratos.

Timo ReinCofundador