Español (América Latina)
English
Deutsch
Eesti
Español (España)
Français
Italiano
Japanese (日本語)
Korean (한국어)
Nederlands
Norsk
Polski
Português (BR)
Русский
Suomi
Svenska
Türkçe
Chinese (繁體中文)
Iniciar sesión

Siete líneas de asunto para mejorar tus tasas de apertura

Lo primero que ve un prospecto cuando recibe un correo en su bandeja de entrada es el asunto. Si no es atractivo para el prospecto, lo más seguro es que no abra el email.

En el mundo de las ventas, la importancia de que lean tus emails tiene otro sentido. Los emails en frío son con frecuencia el primer contacto que tienen los vendedores con los prospectos. Un email en frío ofrece la oportunidad de causar una impresión duradera.

Los datos de referencia por industria de MailChimp revelan que las tasas de apertura de los emails pueden fluctuar entre 15% y 28% según el asunto. Por eso debes crear asuntos irresistibles.

La buena noticia es que hay un proceso que te ayudará a crear plantillas que llamen la atención. Si dotas tus asuntos de personalización, urgencia, imbiguedad e intriga, será más probable que los prospectos lean tus emails.

Esta guía te ayudará a entender:


La ciencia detrás de los asuntos y las tasas de apertura de emails

Una buena línea de asunto, en especial para los emails en frío, despierta la curiosidad y hace que el destinatario quiera saber más. Si los libros se juzgan por sus portadas, los emails se juzgan por sus líneas de asunto.

La mejor forma de afinar las líneas de asunto de tus emails es probar diferentes opciones hasta hallar la que le gusta a tu cliente ideal.

Existen diferentes formas de ver cuál línea de asunto da los mejores resultados. Por ejemplo, las pruebas A/B te permiten probar dos versiones de un mismo correo electrónico con el fin de saber cuál línea da los mejores resultados.

Sin embargo, puede haber casos en los que tengas que probar con más de dos opciones hasta obtener los resultados que deseas. Son muchos factores los que tienes que tomar en cuenta hasta llegar a la versión de asunto más efectiva.

Recuerda que una línea de asunto debe hacer mucho más que sólo atraer al lector. Tu correo puede terminar en la bandeja de spam si:

  • no eliges las palabras adecuadas

  • no has tomado en cuenta la cantidad de caracteres

  • no has usado los mejores emojis

Factor 1: Cantidad de caracteres

La longitud de las líneas de asunto importa porque las leen en distintos dispositivos.

Por lo general, las personas van de un lado a otro, por lo que tienen menos tiempo para leer emails en sus oficinas. Solo en el año 2018, el 43% de las aperturas de email se hicieron a través de dispositivos móviles. El problema es que las pantallas tan pequeñas recortan mucho las líneas de asunto.

Además, cuántos caracteres aparecen en la pantalla de una computadora o un celular depende del cliente de email del destinatario. Y los límites de caracteres pueden variar mucho de un cliente a otro.

La plataforma de marketing digital Mailchimp aconseja que las líneas de asunto no superen las 9 palabras ni los 60 caracteres. La longitud óptima te ayudará a que los prospectos lean los asuntos con facilidad y que obtengas una tasa de apertura mayor. Ten en cuenta que si el asunto es muy corto será difícil saber de qué trata el email.

Factor 2: Palabras spam

Incluso la mejor línea de asunto puede terminar en la papelera si parece spam. Y la meta es que los emails lleguen a las bandejas de entrada de los prospectos.

Recuerda que un email en frío no deja de ser un correo no solicitado por lo que los filtros antispam los pueden enviar a la bandeja de spam. Si bien los criterios suelen variar según la empresa de email, los filtros antispam se basan por lo general en:

  • Reputación de la plataforma de email.

  • Reputación del remitente.

  • Volumen de envíos.

  • Velocidad de envíos.

  • Cantidad de emails iguales enviados hacia un mismo destinatario.

  • Antigüedad del dominio del remitente.

  • Contenido del asunto.

  • Configuración y origen del código HTML.

La mejor manera de evitar que tus emails en frío terminen en la bandeja de spam es no usar palabras que hacen saltar las alarmas de los filtros. Échale un vistazo a la lista que nos ofrece el blog de Mailjet:



Factor 3: Emojis

Incluir emojis en la línea de asunto puede tener impactos positivo o negativo en la tasa de apertura. Todo depende de cómo los usas. Por supuesto, si lo haces bien, los emojis te pueden ayudar a transmitir una emoción y a resaltar en la bandeja de entrada de tu prospecto.

En internet son muchos los estudios que hablan sobre aumentos de la tasa de apertura superiores al 20%, e incluso hasta un 50%. También muchos expertos dicen que el uso de emojis depende de muchos factores. Por ejemplo, el uso de un emoji específico en una campaña de San Valentín produjo un aumento de aperturas del 24%. En comparación con el 20% que tuvieron las líneas de asunto de solo texto.

Los emojis deben tener una relación lógica con el mensaje que acompañan. Por ejemplo, si Domino’s Pizza quiere enviarles un correo a sus clientes para preguntarles cuáles son sus sabores preferidos, un emoji de cara saboreando sería ideal. El emoji transmitirá hambre y placer. Si el icono digital está relacionado con la marca, entonces es probable que sea efectivo.

¡Pero hay que tener cuidado! Porque hay que tomar en cuenta que un mismo emoji puede verse diferente según el dispositivo. Mira cómo se puede ver un mismo emoji según la marca del dispositivo:



Recuerda que algunos emojis pueden tener un efecto negativo porque los destinatarios los suelen asociar con publicidad, promociones o spam. En este caso, el prospecto no solo rechazará el email sino que además le puede dejar un recuerdo desagradable.

Así como usamos palabras para crear el asunto, los emojis se deben usar según el contexto. Si la línea de asunto ayuda a explicar el contenido del correo y es atractivo, entonces es probable que el destinatario abra el email.


¿Cómo escribir líneas de asunto de correo electrónico en frío?

Para escribir líneas de asunto de correo en frío que aumenten las tasas de apertura tienes que tener un plan.

Recuerda que le estás enviando un correo a alguien que no te conoce. Pregúntate: ¿abriría este correo si una persona que no conozco me lo mandara? Ante esta duda, lo mejor es hacer que el asunto sea claro y que cause curiosidad.

¿Qué despertará la curiosidad del lector?

La idea de una línea de asunto que cause curiosidad es no dar demasiada información. Si lo haces, quizás el lector no sienta interés en lo que quieres decirle e ignore tu email.

Un ejemplo de una línea de asunto que despierta la curiosidad podría ser:

“((Nombre)), ¿tienes 5 minutos?.”

¿Transmite el asunto un sentido de urgencia?

¿Sabes por qué los correos que promocionan ventas de tiempo limitado funcionan tan bien?

Se ha demostrado que las líneas de asunto que hacen referencia al tiempo aumentan las tasas de apertura de los correos. Quizás una de las técnicas más antiguas, y aun así igual de efectiva, es crear un sentido de urgencia y escasez. Es más probable que un prospecto abra un correo si la línea de asunto le causa esa sensación de urgencia.

Este es un ejemplo de cómo Vueling crea el sentimiento de urgencia con una línea de asunto:



Otro ejemplo de una línea de asunto con sentido de urgencia podría ser:

“Cerramos en 24 horas. ¡Date prisa!”

No todos los correos tienen que usar la urgencia para mejorar las tasas de apertura. Pero no deja de ser una forma efectiva que puedes usar para ofrecer contenido, descuentos y actualizaciones cada cierto tiempo.

Recordarás que “urgente” está entre las palabras y frases spam. Intenta entonces no usar esta palabra. No abuses con los asuntos urgentes. Solo úsalos cuando sea relevante. Por eso es importante que halles el equilibrio entre terminar en la bandeja de spam y crear una línea de sujeto atractiva.

¿Tiene sentido personalizar la línea de asunto?

Personalizar el contenido es una forma audaz de decirles a tus prospectos “conozco tus intereses y preferencias”. Pero, ¿por qué es efectivo ofrecer experiencias personalizadas? Existen dos razones principales:

  • Exclusividad. Una línea de asunto personalizada le ofrece al prospecto algo único que le hace sentir especial y no uno entre los cientos que pueden haber recibido un mismo email.

  • Simplicidad. En una época en la que impera la infoxicación, los destinatarios agradecen un contenido adaptado a ellos sin información extra irrelevante.

La manera más común de personalizar una línea de asunto es incluir el nombre del destinatario. Dale Carnegie, escritor y empresario estadounidense dijo: "El nombre de una persona es para ella el sonido más dulce e importante en cualquier idioma". Cuando usas el nombre del prospecto en el asunto, demuestras:

  • Preocupación

  • Sinceridad

  • Empatía

  • Confianza

  • Respeto

Algunos expertos sugieren ver el asunto como un titular. No se trata de ser obvio, sino tan intrigante que el prospecto siente necesidad de abrir el correo.

Varios estudios han demostrado la eficacia de un asunto personalizado: tasas de aperturas de 20% a 30% más altas. Pero la personalización es más que solo usar el nombre del destinatario o de su empresa. Puedes escribir líneas de asunto relacionadas con los gustos, la ubicación, la edad, etc. de los prospectos. Algo que le haga sentir especial.



En este ejemplo, la empresa Prénatal usó una línea de asunto para hacer sentir especiales a sus destinatarios. Un asunto personal como éste produce interés y emoción, por lo que es probable que el prospecto abra el correo.

¿Está la línea de sujeto relacionada con un tema cultural?

Usar referencias de películas o canciones en tus asuntos de email es una manera inteligente de captar la atención. Las menciones a la cultura pop son también una buena forma de acercarte más y hacer que tus emails se destaquen.

Lo ideal es usar un tema cultural conocido o actual que se alinee con tu audiencia objetivo. Por ejemplo, si conoces a tu cliente ideal, puedes enviar líneas de asunto con frases célebres de películas o canciones. Pero no cualquier frase, tiene que ser algo con qué identificarse.

Por ejemplo, si en los cines está el Agente 007 y crees que al prospecto podría gustarle, puedes presentarle a tu empresa con un email en frío así:

“[Nombre de la empresa], ya tienes licencia para [Propuesta única de valor]”

Otro ejemplo sería con el Señor de los anillos:

“Un [Producto] para gobernarlos a todos”

También puedes elegir referencias culturales más concretas si deseas dirigirte a un segmento en especial. Recuerda que la meta es que abran tus correos. Lo que no debes olvidar es que el asunto debe coincidir con el cuerpo del correo.

Pipedrive incluye en sus correos en frío un formulario web que rellenan las personas que desean una prueba gratuita de 14 días. Una de las preguntas que incluye el formulario se refiere a la herramienta que usan. Con esos datos, Pipedrive envía un siguiente correo con un asunto como:

“(Nombre), 3 primeros pasos para dejar tu (herramienta actual)”

También:

“¿Damos el primer paso para dejar tu (herramienta actual) atrás?”



7 asuntos de correo en frío que impulsan las tasas de apertura

Ahora es el momento de poner en práctica todo lo anterior con estos siete ejemplos detallados.

1. “¿Sabías que tenemos [un hecho] en común?”

Como se dijo antes, es más probable que un prospecto abra un correo en frío si siente curiosidad. Sin embargo, para que se complete el recorrido del comprador es vital construir una relación con el prospecto.

Esta línea de asunto pretende hacer ambas cosas.

El hecho compartido puede ser que sus empresas estén usando un mismo software. Incluso podría ser un interés personal común. Cualquier hecho que tengas en común con un prospecto, incluso algo trivial, puede ayudar a destacar en su bandeja de entrada.

Puedes usar hechos como:

  • Fechas de cumpleaños, aniversarios o metas.

  • Interacciones con tu red social, sitio web o marca.

  • Intereses mutuos.

  • Ubicación geográfica.

La forma más fácil de saber la fecha de cumpleaños de un prospecto, intereses comunes y ubicación es a través de las redes sociales. Ahí puedes encontrar los datos que necesitas para crear líneas de asunto personalizadas con las que podrás destacar en la bandeja de entrada de un prospecto.

2. “Un consejo sobre [tema]”

Una de las mejores maneras de ganar prospectos con correos en frío es demostrarles que tienes un interés real en sus negocios.

Ofrecerles ayuda puede acelerar ese proceso. A todos nos gusta el conocimiento gratis, así que descubre qué parte de sus negocios puedes ayudarles a mejorar.

Antes de enviar un email de este tipo, asegúrate de tener una meta clara:

  • ¿Quieres iniciar una conversación?

  • ¿Quieres vender un producto?

  • ¿Quieres construir una relación que lleve a una asociación en el futuro?

El tema del asunto depende de la meta que tengas. Si quieres iniciar una conversación con un prospecto, usa un tono casual y habla sobre intereses comunes, como deportes o viajes. Una vez más, para ello las redes sociales son muy útiles. Si quieres vender, entonces puedes preguntarles sobre un servicio o producto que has notado que están usando mientras estabas haciendo la prospección.

Muchos expertos en marketing recomiendan usar líneas de asunto que dejen claro lo que ofreces. Un asunto que ofrece información útil despierta el interés de tus prospectos.

3. “Hola, [Nombre]—¿[Pregunta]?”

Personalizar los asuntos de tus correos en frío con el nombre del prospecto puede ayudar a aumentar las tasas de apertura en un 26%.

Esta línea de asunto además incluye una pregunta. La intención es usar una pregunta para introducir tu producto o servicio directamente. Por ejemplo, si estás en la industria del SEO, tu asunto debería ser algo como:

Hola [Nombre]—¿Te gustaría ver tu contenido en la primera página de Google?

Claro, es imposible enviar un email de este tipo sin hacer una investigación sobre el negocio del prospecto. Mientras más datos tengas, más fácil será mencionar sus metas e intereses en la pregunta que hagas.

La única manera de perfeccionar este tipo de asunto es experimentar. Somete a pruebas A/B tus correos con asuntos personalizados y determina cuál ofrece mejores resultados. Incluso puedes seguir haciendo pruebas hasta alcanzar tasas de apertura óptimas.

Asegúrate de que la pregunta sea auténtica. Todo lo que no esté enfocado a las metas de negocio del prospecto acabará en la papelera.

4. “Así [empresa del prospecto] puede acabar con [problema]”

Todos los prospectos tienen un problema que resolver. Una manera genial de conectar con el lector es abordar de forma específica estos problemas y explicarle cómo tu solución puede ayudarle.

Busca prospectos que coincidan con tu cliente ideal en sitios como LinkedIn. Luego resalta los problemas que les has resuelto a clientes similares. Asegúrate de insistir en que puedes hacer lo mismo por ellos.

Ya sea para bajar costos operativos o captar más clientes, asegúrate de resaltar su problema más serio en la línea de asunto. Lo mínimo que querrá hacer el prospecto es leer lo que le quieres decir.

5. “Note que estabas viendo [página]—¿Puedo ayudarte?”

Una de las mejores alternativas tecnológicas modernas es la capacidad de seguir prospectos y sus interacciones únicas a través de tu sitio web con herramientas como:

Si un visitante ve tus productos o precios y se va sin comprar, eso te da una oportunidad de seguimiento. Como enviar un correo que diga “¿Se te olvidó algo?” es muy genérico y no hará que el prospecto quiera abrir el correo, entonces personalízalo con lo que estaban viendo.

Por ejemplo, puedes ver los productos por criterios como el historial de compra. Si envías preguntas específicas, en lugar de genéricas de rutina, puedes demostrarles a los usuarios que visitan tu sitio web que te esfuerzas por saber sus necesidades.

Un correo de seguimiento como este demuestra que quieres ayudar a los prospectos en su recorrido hasta convertirse en clientes. Un toque de servicio personal en este caso puede ser ese detalle mágico que motive una acción compradora y lleve a tu cliente hasta el final.

6. “[Nombre de la conexión mutua] sugirió que hablemos”

La mejor forma de que destaquen y abran tus correos en frío es resaltar una conexión mutua.

Destacar esta conexión común te ayuda a superar la naturaleza distante de la comunicación en frío. Además de usar el nombre de la conexión mutua, también puedes añadir un evento reciente al que ambos hayan ido.

Esto será la prueba más clara de que no eres un robot y de que tienes que decir algo que vale la pena.

7. “¡Apresúrate! La oferta de [nombre del producto] termina esta noche”.

La urgencia ayuda a vender por diferentes razones. Una es que a los clientes no les gusta perderse una buena oferta. Si bien usar palabras relacionadas con ofertas de tiempo limitado puede hacer que tus correos acaben en varias bandejas de spam, también puede aumentar tu tasa de apertura.

Quizás hayas escuchado el fenómeno conocido como FOMO (del inglés, Fear Of Missing Out). Si tu línea de asunto y el cuerpo del correo son lo suficiente convincentes, puedes estar seguro de que el FOMO te ayudará a cerrar tratos en poco tiempo.

Según Eventbrite, este temor a perder oportunidades va en aumento, especialmente entre los mileniales. La plataforma de eventos reveló en una encuesta que casi el 70% de los miembros de esta generación experimenta este trastorno. Considerando que un alto porcentaje de las compras las realizan los mileniales, hacer un uso responsable del marketing FOMO puede aumentar las tasas de apertura.

Para darle carácter de urgente a tus asuntos no siempre tienes que usar el imperativo en todos tus correos. En el siguiente ejemplo, Carrefour logra crear la sensación de urgencia usando una fecha.



Recuerda que es importante que tus destinatarios no se sientan engañados, porque si no conseguirás el efecto contrario. Trata de usar esta técnica cuando puedas ofrecer un producto por tiempo limitado.


Los mejores emails en frío empiezan con la línea de asunto

El marketing por email ha demostrado ser una de las herramientas más efectivas que tienen muchas empresas. Las campañas de correo ayudan a construir relaciones valiosas con los clientes y a cerrar tratos.

Incluso si los has hecho usando plantillas de email, los emails en frío solo son efectivos si los prospectos los abren. La clave es escribir líneas de asunto tan atractivas que despiertan la curiosidad.

No olvides esos pequeños detalles que ayudan a escribir asuntos más efectivos. Asegúrate de seguir las mejores prácticas para evitar que tus correos acaben en la carpeta de spam y trata de usar emojis siempre que sea posible.

La clave es hacer varias pruebas y hacer los cambios que sean necesarios. Claro, antes tienes que estudiar los resultados. Un CRM puede ayudarte con los análisis de métricas como las tasas de apertura. Sigue esta fórmula y verás cómo se disparan tus tasas de apertura.

Únete a los expertos en ventas

o

o
Ver demo

Prueba gratuita de 14 días del plan Profesional. Acceso total. No se necesita tarjeta de crédito.

Comparte tu opinión con nuestra comunidad

Inicia o continúa la conversación con profesionales de ventas y marketing de ideas afines en nuestra comunidad.

Únete a nuestra comunidad